Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

En este informe, los costos de la violencia se refieren, hasta donde ha sido posible recabar información, a todas las manifestaciones del fenómeno expresadas en valores monetarios, sin que esto implique que las consecuencias de un acto violento, particularmente en sus dimensiones personales,  sean reducibles a términos puramente financieros. A tal efecto, este enfoque adopta una perspectiva  contable, que aspira a sumar todos los costos tangibles, directos e indirectos, de la violencia, así como los costos intangibles, que se derivan del dolor y sufrimiento de las víctimas y sus familiares, de los  efectos de largo plazo del abuso infantil y de la violencia contra las mujeres, los estilos de vida cambiados, la pérdida de confianza en la comunidad o la ciudad, el alejamiento de las familias y de los negocios de las zonas de alta criminalidad, etcétera.   

 

Costos en salud. Los costos médico-hospitalarios estimados por causa de violencia se elevarían a US$37.6 millones (0.25% del PIB).

 

Producción perdida. En el año que abarca este estudio se perdieron cerca de 100 mil años de vida por causa de la violencia, con un costo económico aproximado de US$259.5 millones (1.7% del PIB) en términos de producción perdida. El costo promedio estimado por cada homicidio fue de US$57,976.

 

Costos intangibles: daño emocional y psicológico. El costo promedio del daño emocional causado por un homicidio (a los familiares de la víctima) ha sido estimado en US$75,000, mientras que el daño emocional causado por una lesión se ha estimado en US$2,000, y el ocasionado por una violación, enUS$5,000. En total, el estimado para este apartado es de US$ 401.5 millones.

 

Costos institucionales: administración de justicia y atención a víctimas. El presupuesto asignado a las diversas instancias gubernamentales involucradas en la prevención y combate de la violencia en 2003 ascendió a US$270.4 millones (1.8% del PIB).

 

Costos preventivos en seguridad privada. Los gastos totales de las familias salvadoreñas en 2003 para el control y prevención de la violencia habrían alcanzado aproximadamente US$89.9 millones  (0.6% del PIB). Al sumar los gastos incurridos por las empresas en la adopción de medidas  preventivas (US$317.6 millones) se obtiene que los gastos incurridos por los hogares y las empresas en medidas de seguridad habrían alcanzado un monto total estimado de unos US$410.7 millones. Señalar que la inversión de las empresas en seguridad habría rondado los US$3.2 millones.

 

Efectos sobre la inversión. El efecto (negativo) diferencial de la violencia sobre la inversión privadasería equivalente a 0.09% del PIB. A precios corrientes, la reducción de la inversión privada debido a la violencia posiblemente estaría en un rango de entre US$19 millones y $43 millones por año,dependiendo de cuál sea la tasa de crecimiento promedio anual de la inversión privada que se asuma en la estimación. Si se asumiera como período de referencia 1990-2003, durante el cual la tasa de crecimiento promedio anual de la inversión privada en El Salvador alcanzó 7.8%, el efecto reductor dela violencia sobre la inversión privada equivaldría a 0.24% del PIB.

 

Pérdidas materiales (transferencias): El costo total de las pérdidas económicas sufridas por los hogares debido a diversos tipos de hurto y robo rondaría en torno a los US$80 millones. Por su parte, las pérdidas totales estimadas de todas las empresas habrían alcanzado unos US$227 millones en elperíodo octubre 2003-septiembre 2004. En consecuencia, las pérdidas totales debido a situaciones de robo y hurto sufridas por los hogares y las empresas habrían alcanzado unos US$307 millones (2% del PIB).

Estimación DE LOS COSTOS económicos DE LA DELINCUENCIA

© 2007 Investigación realizada para la Universidad Dr. José Matías Delgado de El Salvador.